Desratización

DESRATIZACIÓN

Los roedores, especialmente las ratas y ratones, suponen una fuente de potencial de transmisión de enfermedades como la peste bubónica, la rabia, el tifus o la triquinosis. No hace falta tener contacto directo con ellas para estar en riesgo, ya que también pueden transmitir enfermedades a través del agua o los alimentos. Además de ser foco de enfermedades, los roedores son muy dañinos ya que llegan a destruir instalaciones eléctricas, madera, metales blandos, tuberías, etc.

Normalmente actúan de noche pero cuando la población es amplia también son visibles durante el día.

Acabar con una plaga de ratas y ratones no es una tarea sencilla ya que son animales inteligentes, capaces de detectar veneno o desconfiar de cepos o sistemas similares. Además, su capacidad reproductiva es muy alta.

En VALÍA empleamos dos tipos de actuaciones contra roedores:

  • Tratamientos pasivos de desratización

Son actuaciones preventivas, para evitar que en un entorno en el que hay roedores éstos accedan a viviendas o almacenes.

  • Tratamientos activos de desratización

Empleamos distintas técnicas de control y erradicación de la población de roedores. Desde el empleo de tratamientos químicos y biológicos, hasta las trampas que también sirven para monitorizar el número de individuos.

Todos los tratamientos cuentan con los controles pertinentes y son ejecutados por técnicos especializados.

SERVICIOS

Nombre completo (requerido)

E-mail (requerido)

Teléfono

Asunto

Su mensaje