Limpiezas criogénicas

LIMPIEZAS CRIOGÉNICAS

Esta técnica consiste en proyectar a alta presión un chorro de pequeñas partículas de hielo seco, cuya temperatura es de -80º, sobre la superfice a tratar.

Las partículas se lanzan a una velocidad de 300 metros/segundo y se convierten en gas al impactar sobre la superficie a tratar, de modo que la zona se limpia con aire comprimido, sin dejar restos acuosos.

La velocidad a la que se lanzan las partículas, unida a la baja temperatura de las mismas y la transformación del hielo en aire comprimido, convierten este sistema de limpieza especializada en el idóneo para las siguientes aplicaciones.

  • Maquinaria y equipos del sector alimentario.
  • Superficies en atmósferas explosivas.
  • Materiales frágiles como el níquel, cromo y aluminio blando.
  • Capas residuales de materiales como cola, barniz, aceites, grasas, hollín, lubricantes, antideslizantes, bitumen, sustancias orgánicas y otros residuos de producción.
  • Elementos eléctricos y mecánicos activos.

Las ventajas de la limpieza del hielo seco son:

  • No hay desgaste de la superficie a tratar.
  • No crea residuos adicionales que se deban retirar.
  • Al tratarse de una limpieza en seco es apropiada para motores e instalaciones con componentes eléctricos, neumáticos o hidráulicos.
  • Ahorra agua y no genera desechos secundarios.
  • Evita trabajar con disolventes o detergentes abrasivos, perjudiciales para el medio ambiente.
  • La técnica es rápida y versátil, ahorrando tiempo y costes al no tener que realizar complejos montajes y desmontajes.

SERVICIOS

Nombre completo (requerido)

E-mail (requerido)

Teléfono

Asunto

Su mensaje